Archivo de la etiqueta: Vallparadís

Pòrtic de Vallparadís, homenaje a la industria

Situado junto al acceso Norte al Parque de Vallparadís, existe un edificio que llama la atención especialmente por su piel  y por el diseño de sus ventanas. Construido en 2009 según el diseño del arquitecto Jorge Miguel López Clavería, pretende ser un homenaje al carácter industrial de Terrassa, según me cuentan desde el despacho de dicho arquitecto. Su nombre es Pòrtic de Vallparadís, en alusión a los balcones y ventanas del edificio, que ocupa una parcela de 9.993 metros cuadrados, situada donde lindan el passeig 22 de Juliol con la calle Joan Artigues y la Placeta de la Creu, según los datos que aparecen en el catastro.

Seguir leyendo Pòrtic de Vallparadís, homenaje a la industria

‘Amalgama’, homenaje a Andalucía

“De bien nacidos es ser agradecidos”, reza un dicho popular. Y Terrassa siempre ha tenido muy presente la aportación de sus inmigrantes. Con ellos forjó una parte decisiva de su historia: su crecimiento como referente de la industria textil. Y es que miles de ciudadanos llegaron desde muchos lugares de la Península para trabajar en la incipiente industria, estableciéndose definitivamente y contribuyendo con su mano de obra al espectacular desarrollo económico de Terrassa de finales del siglo XIX y gran parte del XX. La mayoría de ellos provenían de pueblos andaluces, que abandonaron huyendo de míseras condiciones económicas en la mayoría de los casos; pero también de las persecuciones políticas de la Dictadura de Franco. Aquí arraigaron y crearon familias fruto de una nueva cultura que integraba rasgos locales y foráneos. Seguir leyendo ‘Amalgama’, homenaje a Andalucía

Relacions de l’Espai

DSC00456Bajo el título de Relacions de l’Espai, el escultor Àngel Màdico, nos propone una obra dinámica formada por un conjunto de figuras geométricas de colores distintos que interactúan con el entorno, según el punto de vista desde el que las contemplamos. La escultura fue instalada en 1999 en uno de los accesos al Parque de Vallparadís, pero forma parte también de la ornamentación urbana, pues está integrada también con el trazado de una de las vías importantes de la ciudad, el paseo Vint-i-dos de Juliol.

Seguir leyendo Relacions de l’Espai

Edificio Caixa de Terrassa, emblema de una época

DSC02768Corría el año 1998 cuando la desaparecida Caixa de Terrassa se planteó la construcción de un edificio para sus servicios centrales más amplio, moderno y eficiente, adaptado a los nuevos tiempos. Encomendó al arquitecto Jan Baca la tarea de diseñar un edificio con vocación de futuro que, a la vez, resultara un emblema para una entidad financiera de gran arraigo entre la sociedad terrassense. Seguir leyendo Edificio Caixa de Terrassa, emblema de una época

Sant Jordi merece un acceso mejor

Vista de la plaza desde el Parc de Sant Jordi
Vista de la plaza desde el Parc de Sant Jordi

Muchas son las asignaturas pendientes en el urbanismo de Terrassa para dotarla de la imagen que merece en su dimensión de capital de comarca y de gran ciudad pues en muchos aspectos su imagen de urbe no termina de despegar. La que hoy os planteo tiene además mucho que ver con el rol de Terrassa como destino turístico, y concretamente con la necesidad de realzar uno de sus principales monumentos, emblema de la ciudad y punto de interés para muchos visitantes: la Masía Freixa. Seguir leyendo Sant Jordi merece un acceso mejor

El verde inunda Vallparadís

DSC00039La primavera ha vuelto a pintar de verde el Parc de Vallparadís. Los desnudos árboles han vuelto a cubrirse de hojas y algunas flores -pocas porque los gestores del parque no han invertido mucho en ellas- adornan algunas de sus márgenes, mientras que el césped adquiere un intenso tono verde. Es la magia del urbanismo centrado en la jardinería. Porque una parte del diseño urbano de una ciudad lo conforman sus jardines y, en el caso de Terrassa, el principal jardín sin duda es su particular “Central Park”.

Normalmente, los paisajistas -urbanistas especializados en jardinería- cuentan con la estacionalidad y los cambios que operan cada cuatro meses en algunas ciudades y que marcan, entre otras cosas, el aspecto cambiante que esos espacios de ocio tendrán una vez inaugurados. Al menos así debería ser, pues a menudo pesan otras cuestiones como la economía. Existen ayuntamientos que reponen plantas cada primavera para favorecer un estallido de colores en la ciudad mediante la floración. Otros apuestan por los árboles de hoja perenne para mantener el verdor durante todo el año. Son diversas las opciones.

En el caso que nos ocupa, el Parc de Vallparadís, afortunamente, es uno de esos espacios que mutan su aspecto en función de la estación del año en que nos encontremos, pasando del colorido de la primavera, en el que dominan los verdes, al del otoño, en que prevalecen los ocres y tierra, y llegando a la desnudez del invierno que, muy ocasionalmente, nos deja estampas en blanco por la nieve. Forma parte de su magia, no sé si en parte pretendida o fruto del azar, pues los torrentes que dieron origen a este gran espacio ya contaban con gran parte de la arboleda que en este tiempo ya nos cobija con su sombra.