Archivo de la etiqueta: neoclasicismo

Casa Mariano Ros

El 7 de junio de 1974 Marià Ros donó a la Fundació Sant Llàtzer la que fue la residencia de su familia, un gran caserón de aspecto neoclásico que se sitúa en pleno centro de Terrassa, casi al lado de la Catedral. La Casa Mariano Ros, o Casa Marià Ros, ha sobrevivido todos estos años con la asignatura pendiente de una gran remodelación, aunque gracias a los usos socioculturales que le ha deparado la Fundació Sant Llàtzer, su planta noble sí ha sido restaurada y podemos disfrutar, por ejemplo, del elaborado artesonado de los techos de una de sus salas, sus suelos de cerámica hidráulica modernista u otros detalles arquitectónicos interiores.

Seguir leyendo Casa Mariano Ros

Casa Blanxart, pétreo eclecticismo

El Passeig Comte d’Ègara cuenta con diversos edificios de interés histórico artístico. En su margen oriental hallamos la Casa Blanxart, de estilo ecléctico y que se caracteriza por las molduras rectangulares de su fachada. Su ubicación, en realidad aún corresponde a la calle Font Vella, que enlaza con el paseo, y sus méritos arquitectónicos le han valido a este edificio ser catalogado como Bien Cultural de Interés Local (BCIL).

Seguir leyendo Casa Blanxart, pétreo eclecticismo

Casa Guardiola, molduras draconianas

Líneas rectas y aire neoclásico caracterizan el aspecto que ofrece la Casa Guardiola, un edificio del centro de Terrassa que se halla protegido como Bien Cultural de Interés Local (BCIL). Promovida por el empresario Josep Guardiola i Ferrés a finales del siglo XIX, su aspecto ecléctico se debe al arquitecto Ignasi Escudé i Gibert, quien reformó esta vivienda en 1940 para transformarla en un edificio plurifamiliar. Las molduras en forma de dragones que hallamos en los dinteles de los balcones son su peculiar sello.

Seguir leyendo Casa Guardiola, molduras draconianas

Capilla del Cementerio Viejo

Muchas ciudades cuentan con dos cementerios: el viejo y sobrepasado, y el nuevo que se construyó más lejos para dar cabida al crecimiento de la ciudad. El viejo suele ser el reflejo de la historia de esa ciudad, con ricas tumbas y monumentos que muestran la pompa y el arte funerarios de siglos pasados, mientras que el nuevo suele ser muestra del pragmatismo y la modernidad. Terrassa tuvo también un camposanto lleno de historia, pero a diferencia de otras ciudades, no lo conservó y perdió parte de su patrimonio trasladando, eso sí, algunos panteones y tumbas al nuevo emplazamiento. Es precisamente esa pérdida la que confiere mayor importancia a la capilla que podemos contemplar hoy día en la plaza de Joan Miró, único vestigio que nos queda del antiguo cementerio junto con el monumento funerario dedicado a Jaume Jover i Valentí Alagorda, obra de Melcior Viñals. Seguir leyendo Capilla del Cementerio Viejo

Almacén Joan Fontanals

Acceder al interior del antiguo Almacén Joan Fontanals es un viaje al pasado modernista de Terrassa. Tras cruzar el umbral de este edificio del Camí Fondo accedemos a un universo de tonos ocres en los que la forja típicamente modernista adquiere todo el protagonismo. Y es que la actividad comercial que hoy en día acoge este edificio singular ha sabido adaptarse y sacar provecho de su esencia modernista, manteniendo intactos los elementos que le han dado renombre. Seguir leyendo Almacén Joan Fontanals

Gran Casino, rotundo neoclasicismo

DSC00503El Gran Casino de Terrassa surgió de la escisión de un grupo de socios del Cercle Egarenc, que no compartían la deriva nacionalista adoptada por el principal punto de encuentro sociocultural de la prominente burguesía de la ciudad. Así pues, fue el segundo gran bastión donde, al amparo de eventos sociales, las clases adineradas -y concretamente, las más conservadoras- negociaban el futuro económico de la ciudad. No es de extrañar, por lo tanto, que el edificio rivalizara en valores arquitectónicos con el del Cercle. Seguir leyendo Gran Casino, rotundo neoclasicismo

Cercle Egarenc, esplendor burgués

DSC00353Hubo un tiempo en que la burguesía egarense celebraba grandes fastos en edificios suntuosos; una época en la que los clubes al estilo británico eran punto de encuentro de la clase alta, donde el ocio y el negocio se daban la mano de forma distendida. Se pactaban alianzas económicas y sociales y se afianzaban lazos al amparo de sofisticados ágapes y presentaciones en sociedad. Era el tiempo del Cercle Egarenc (Círculo Egarense), un espacio concebido por la inquieta burguesía de Terrassa como punto de encuentro distinguido. Seguir leyendo Cercle Egarenc, esplendor burgués