Archivo de la etiqueta: FAD

L’Atlètic de hoquey, campeón también en arquitectura

La reforma acometida en 2010 en la sede social del Atlètic Terrassa Hockey Club valió a sus creadores el acceso a la final de los prestigiosos Premios FAD de Arquitectura de ese año. El proyecto de reforma y ampliación concebido por los arquitectos Xavier Vancells y Jaume Armengol  se llevaron a cabo en torno a un edificio preexistente que se había construido en el año 1952 y consistió fundamentalmente en una actualización acorde con las modernas tendencias de la arquitectura minimalista, y la mejora de la fluidez de sus elementos de comunicación con el entorno, manteniendo a su vez la armonía con dicho espacio al aire libre. Seguir leyendo L’Atlètic de hoquey, campeón también en arquitectura

Edificio 111, premio a la vivienda social

DSC00579Hoy traigo aquí una propuesta del estudio barcelonés Flores & Prats Arquitectes que forma parte de un interesante conjunto de viviendas sociales ubicadas en el barrio de Montserrat. Se trata del Edificio 111, que fue construido entre los años 2007 y 2011 bajo el proyecto que los arquitectos Eva Prats y Ricardo Flores concibieron entre 2004 y 2006, y que fue premiado en la Bienal de Arquitectura del Vallès 2009. Un proyecto que, además, fue finalista en certámenes relevantes de 2011, como la Bienal de Arquitectura Española, los premios FAD o los premios europeos Ugo Rivolta. Seguir leyendo Edificio 111, premio a la vivienda social

Vanguardia para la tercera edad

Durante todos estos años que he vivido fuera de Terrassa la ciudad ha experimentado un remarcable desarrollo urbanístico que han logrado cambiarla en un elevado porcentaje, con proyectos de gran relieve, como las distintas fases de adecuación de los torrentes que conforman el parque de Vallparadís, el gran Central Park de Terrassa. Pero tal vez lo que más me ha sorprendido ha sido cómo ha cambiado la imagen de una Terrassa dominada por una arquitectura obsoleta, a menudo antiestética, que focalizaba la atención de quienes la contemplábamos en su fealdad, omitiendo la riqueza modernista propia de su historia reciente; un cambio en favor de la irrupción de un buen número de edificios que, a su funcionalidad, añaden un gran componente estético y valores arquitectónicos reseñables. Tal vez el tomar conciencia del peso histórico que la ciudad tiene en su comarca y de la riqueza de su arquitectura -hay que valorar aquí la iniciativa turística desarrollada por el Ayuntamiento-, haya hecho que la vocación vanguardista que tuvo a principios del siglo pasado haya vuelto a renacer a través de muchos de los edificios que se han erigido en las últimas dos décadas, que claramente manifiestan una vocación de modernidad en su concepción estética. Un esfuerzo que muchas personas no aprecian, pero que a la larga contribuye a crear una ciudad mucho más apetecible para vivir que la aburrida Terrassa que quedó atrás. Seguir leyendo Vanguardia para la tercera edad