Archivo de la etiqueta: Escultura

‘Ciutadania’, Homenaje a los terrassenses

En el año 1997 la Cambra de la Propietat de Terrassa (Cámara de la Propiedad) celebró su 17 aniversario y, para recordar esta efeméride en lo sucesivo encargó una escultura que donó a la ciudad. El encargo fue a parar al artista Ramon Castells i Domingo, responsable, entre otras obras, de la transformación del monolito franquista a los caídos en un monumento a las Víctimas de la Guerra. La entidad local quiso rendir un homenaje a todos los ciudadanos que han aportado su personal esfuerzo en la construcción colectiva de la ciudad y de ahí el título de la obra que presentó el escultor elegido: Ciutadania. Seguir leyendo ‘Ciutadania’, Homenaje a los terrassenses

Anuncios

Prêt-à-porter, consumo y erotismo

La expresión francesa prêt-à-porter (algo así como “listo para llevar”) se acuñó en el mundo de la moda para referirse a las ropa de temporada que los distintos diseñadores exhiben en las pasarelas para marcar la tendencia. No sé en qué estaría pensando el escultor Miquel Puente a la hora de dar nombre a una obra que, a priori, se concibió para un evento relacionado con el erotismo. Sea como fuere, con ese mismo título de Prêt-à-porter un rotundo torso masculino adorna la Rambla d’Ègara desde el año 1994. Allí fue instalado como clausura de los actos de la segunda Primavera Erótica, un evento que pasó a los anales de la historia sin pena ni gloria, aunque sí dejó para el recuerdo en los tabloides nacionales la performance en la que el artista local Kiku Mistu habilitó un pene hinchable de 40 metros. Lo sé porque en aquellos tiempos sin Internet, la noticia llegó hasta Ibiza, donde yo residía. Pero no nos desviemos del tema. La escultura en cuestión fue definida por su autor como “la plasmación de los conceptos de sociedad de consumo y erotismo”¿Homenaje a la prostitución masculina? Que cada cual saque sus propias conclusiones. Seguir leyendo Prêt-à-porter, consumo y erotismo

‘Amalgama’, homenaje a Andalucía

“De bien nacidos es ser agradecidos”, reza un dicho popular. Y Terrassa siempre ha tenido muy presente la aportación de sus inmigrantes. Con ellos forjó una parte decisiva de su historia: su crecimiento como referente de la industria textil. Y es que miles de ciudadanos llegaron desde muchos lugares de la Península para trabajar en la incipiente industria, estableciéndose definitivamente y contribuyendo con su mano de obra al espectacular desarrollo económico de Terrassa de finales del siglo XIX y gran parte del XX. La mayoría de ellos provenían de pueblos andaluces, que abandonaron huyendo de míseras condiciones económicas en la mayoría de los casos; pero también de las persecuciones políticas de la Dictadura de Franco. Aquí arraigaron y crearon familias fruto de una nueva cultura que integraba rasgos locales y foráneos. Seguir leyendo ‘Amalgama’, homenaje a Andalucía

Relacions de l’Espai

DSC00456Bajo el título de Relacions de l’Espai, el escultor Àngel Màdico, nos propone una obra dinámica formada por un conjunto de figuras geométricas de colores distintos que interactúan con el entorno, según el punto de vista desde el que las contemplamos. La escultura fue instalada en 1999 en uno de los accesos al Parque de Vallparadís, pero forma parte también de la ornamentación urbana, pues está integrada también con el trazado de una de las vías importantes de la ciudad, el paseo Vint-i-dos de Juliol.

Seguir leyendo Relacions de l’Espai

Un Oteiza gigante en el Parc del Nord

DSC00209En 1957, el escultor Jorge Oteiza presentó un estudio sobre el vaciado de diversas figuras geométricas. El afamado artista vasco se inspiró en los postulados estéticos de creadores rusos como Malevich o Kandinski para moldear sus propias creaciones tridimensionales torsionando la geometría. El resultado fueron varias obras de formato pequeño entre las que figuraba Homenaje a Malevich.

Seguir leyendo Un Oteiza gigante en el Parc del Nord

El dragón que gira y gira

DSC00617La historia mágica de Terrassa, como la de muchas ciudades con pasado medieval, está muy ligada a las leyendas de dragones. El de aquí se cuenta que habitaba en una cueva situada en el macizo montañoso de Sant Llorenç del Munt, y de allí se supone que desciende escupiendo fuego, acompañado por los diablos, todos los años durante las fiestas patronales. De todos es conocido el cariño que los catalanes sentimos por los dragones, a pesar de ser un ser mitológico derrotado por San Jorge, gesta que festejamos anualmente con rosas y libros desde hace siglos. Seguir leyendo El dragón que gira y gira