Archivo de la etiqueta: equipamiento

Sonrisas exagonales

El estudio de arquitectos Picharchitects planteó en su día para la Escuela Infantil Somriures una propuesta plástica y pragmática que recuerda en su aspecto formal a un hangar por la cubierta de formas parabólicas que preside el pasillo central del conjunto arquitectónico. El proyecto, desarrollado en el año 2007 bajo promoción municipal, distribuye un edificio concebido en dos cuerpos de planta baja unidos por un espacio central. En uno de esos cuerpos están ubicadas las aulas del centro, que se comunican visualmente con el patio para favorecer su accesibilidad y la entrada de luz natural. En el otro se hallan espacios de usos múltiples para la guardería. Seguir leyendo Sonrisas exagonales

Vapor Amat, al servicio del arte

En el año 1982, el Ayuntamiento de Terrassa recuperó para la ciudad un espacio emblemático de la época dorada del modernismo terrassense transformando el antiguo Vapor Amat en sala de exposiciones. Un año después, otro edificio singular de características similares sería acondicionado por la Generalitat de Catalunya como otro espacio para la cultura: el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña ubicado en el antiguo Vapor Aymerich, Amat i Jover. Ambas obras llevan el sello del arquitecto modernista Lluís Muncunill y ambas también destacan, entre otras cosas por los originales lucernarios que coronan sus bóvedas. Seguir leyendo Vapor Amat, al servicio del arte

Nova Electra, escuela urbana

En el año 2010, la Generalitat de Catalunya encargó al estudio de arquitectos de Joan Pascual y Ramon Usió la rehabilitación de parte de la antigua fábrica AEG de Terrassa para que pudiera acoger las instalaciones de un colegio de educación primaria. De ese proyecto surgió la Escuela Nova Electra, que ocupa una buena parte de las instalaciones del desaparecido gigante alemán de los electrodomésticos, en total 5.687 metros cuadrados de superficie construida.  Seguir leyendo Nova Electra, escuela urbana

IES Mont Perdut, ejemplo de funcionalismo

Un muro cortina en cuadrícula es posiblemente el elemento distintivo del edificio construido para el Instituto de Educación Secundaria Mont Perdut. La función de aislamiento contra el sol se resuelve así con una fachada homogénea caracterizada por pequeñas ventanas cuadradas que, en la lejanía, generan el efecto visual de una trama puntillista. La horizontalidad marca el concepto ideado para este equipamiento, que ocupa algo más de 4.500 metros cuadrados y fue construido en el año 2009.

El edificio, obra de Cochran Arquitectos Asociados, es de un gran minimalismo y concede poco a lo ornamental. Por lo tanto, no es de extrañar que la gran cuadrícula ideada para una de sus fachadas cobre protagonismo en el conjunto, aportando aire a la pesadez del cemento. El diseño del gabinete barcelonés fue concebido para equipamiento escolar y, tal vez por ello, se desarrolla alrededor de un patio en torno al cual se ha vertebrado su funcionalidad. Tal y como explica el equipo de arquitectos, la distribución del centro “responde a la idea de zonificar al máximo los usos para evitar circulaciones no deseadas, fuentes de ruido, mantenimiento o desorden”.

El acceso principal se halla en la planta baja y da paso al vestíbulo a través de un  porche. En ese área se habilitaron espacios para la conserjería, el AMPA y la biblioteca (éstas dos poseen acceso directo desde el exterior). El vestíbulo también da acceso a un espacio semi-privado que lleva hacia los despachos de dirección y administración, y a la sala de profesores. En la planta primera se sitúan el resto de aulas de primaria y diversas aulas específicas, y en la segunda planta se encuentran el resto de aulas específicas y las de bachillerato. También existe un área de comedor y cocina en la planta baja.

 

Seguir leyendo IES Mont Perdut, ejemplo de funcionalismo

El estadio soterrado

DSC00706La destacada vinculación de Terrassa con el hoquey sobre hierba le valió a la ciudad ser subsede olímpica de Barcelona 92 en esa disciplina deportiva. Para ello fue necesario acondicionar la pertinente infraestructura y se decidió remodelar el campo de fútbol del Terrassa Fútbol Club. Con el tiempo esa infraestructura pasa un tanto inadvertida frente a construcciones de más relumbrón desde un punto de vista arquitectónico, pero no debemos olvidar sus bondades y originalidad, pues podemos afirmar sin muchas dudas que contamos con un ejemplo de integración paisajística casi único, cuya principal virtud es el escaso impacto del cemento. Seguir leyendo El estadio soterrado