Edificio Gaia, como hecho con tiras de papel

DSC00015Un tanto escondido detrás del Auditorio Municipal encontramos el Edificio Gaia de la Universitat Politècnica de Catalunya; una edificación construida en 2013 exclusivamente para la actividad de investigación e innovación tecnológica, y financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad y por los fondos FEDER de la Unión Europea.

Para una infraestructura que había de aportar a Terrassa cierto prestigio en el campo científico, la Universitat, a través de concurso público, optó por un edificio de líneas geométricas, visualmente sencillo pero con cierta distinción. Nada nuevo bajo el sol en realidad, pero sí un ejemplo de moderna arquitectura digno de sumarse a las nuevas ejecuciones con que se ha dotado la ciudad en los últimos años.

El trabajo fue desarrollado por el gabinete de arquitectura barcelonés Mestura Arquitectes, que lamentablemente no ha respondido a mi solicitud de información sobre el proyecto (la escasa información que os facilito procede de su página web y de otros sitios de Internet).

El planteamiento inicial de los creadores de este edificio parece ser su servilismo a los usos que había de asumir, centrando su propuesta formal en aspectos pragmáticos, más que en criterios estéticos, de manera que el resultado fuera un edificio con cierta personalidad pero no emblemático por su aspecto externo. Así se deduce de lo afirmado por Mestura Arquitectes en la pequeña memoria descriptiva que exhibe en su sitio web:

“Un centro de investigación requiere por su especificidad funcional unas líneas de actuación concretas que potencien el intercambio de la información. A la producción de todo sistema de investigación ha de contribuir un diseño arquitectónico donde estén implicados todos los agentes principales, instituciones, investigadores, educadores, gerencia, técnicos, etc., De este modo los objetivos de servicio, calidad y producto investigado, se aúnan y la arquitectura se convierte en referencia neutral y equilibrada”.
El edificio Gaia acoge un centenar de investigadores procedentes de diversos países, y a seis grupos de trabajo que investigan en los ámbitos de las energías renovables, la biotecnología, los láseres, la electrónica, la robótica y la biología orientada a la industria. Para acoger toda esa actividad científica se ideó un edificio de dos volúmenes que ocupa una superficie total de 5.000 metros cuadrados.

Formalmente esa volumetría plantea una figura desdoblada en dos cuerpos longitudinales de diferente altura unidos por una planta baja transversal a modo de vestíbulo y espacio polivalente. El estudio ejecutor del proyecto habla de un edificio “isotrópico” en su planteamiento global de fachadas y de homogeneidad en la distribución interior del centro, basada en la articulación e interrelación de accesos, núcleos e itinerarios”. La “piel” del edificio se construye gracias a elementos verticales que confieren relieve a la propuesta sencilla de fachada y establecen un caprichoso juego de movilidad aparente mediante su inclinación variable; un efecto óptico que evoca una construcción hecha a partir de tiras de papel, que permite dar cierta actitud orgánica a un bloque que resultaría excesivamente racional sin este tipo de revestimiento. También destaca el concepto modular de los espacios con la finalidad de “permitir la sustitución y adaptación a nuevos requerimientos del programa”.

Anuncios

Monumento a la mujer trabajadora

DSC00001Terrassa cuenta desde 1996 con un Monumento a la Mujer Trabajadora. Se trata de una de esas esculturas incomprensibles que adornan las rotondas, que si bien es de gran belleza e impacto, también resulta inexplicable desde un punto de vista simbólico o figurativo pues nadie sabe muy bien qué relación guarda su estilizada forma con el homenaje que pretende rendir. Llamadme mal pensado, pero, al igual que muchos de mis conciudadanos, pongo en duda que el criterio fuera un encargo y me inclino más por pensar que se trató más del “capricho” de alguien por el trabajo del artista. No sé, simplemente me escama que siendo un monumento concebido para la mujer trabajadora -aparte de no guardar relación en su aspecto formal ni con el trabajo ni con la mujer- se inaugurara el 21 de diciembre y no el 8 de marzo.

Seguir leyendo Monumento a la mujer trabajadora

Iglesia de San Pedro. Seu d’Ègara

DSC02482La iglesia de San Pedro es la más grande de las tres que conforman el conjunto monumental de la Seu d’Ègara. La encontramos a nuestra izquierda nada más entramos al recinto histórico. Su arquitectura románica es muy austera y define un templo construido en una única nave alargada que finaliza en un ábside con tres lóbulos y un transepto que corresponden a la época prerrománica (siglos IX y X. La nave es del siglo XII). La puerta que da acceso a la iglesia se sitúa en uno de los muros laterales de la nave, es de una gran sencillez y aparece enmarcada por cuatro arquivoltas lisas. Por encima de ésta, la fachada dispone una cornisa con un friso escultural sostenido por ménsulas en forma de cabezas humanas. Otro elemento que hallamos en la alargada fachada son dos grandes ventanales situados a ambos lados de la puerta, a través de los que se ilumina el interior del templo. Éstos y las tres ventanas del ábside son los únicos puntos de luz natural con que cuenta la gran nave, cubierta por una bóveda de cañón. Seguir leyendo Iglesia de San Pedro. Seu d’Ègara

Casa Alegre de Sagrera

DSC02314Cruzar el umbral de la casa Alegre de Sagrera es atravesar un portal hacia el pasado modernista de la ciudad. Ningún lugar como en esta carismática mansión para percibir la opulencia y el boato de la vida burguesa de finales del siglo XIX y principios del XX; para entender la importancia que la economía del sector textil tuvo para el desarrollo de Terrassa durante ese período. Seguir leyendo Casa Alegre de Sagrera

Pont de Sant Pere, el nexo entre las “dos Terrasses”

2 Foto 05
Imagen de 1900 / Ragon-AMAT

El origen de la ciudad de Terrassa está, por un lado, en la villa medieval que creció junto al Castillo-Palacio del mismo nombre y, por otro, en el poblado íbero de Egosa,  que dio origen al obispado y villa de Ègara, cuyo legado es el conjunto monumental de las iglesias visigótico-románicas de Sant Pere o Seu d’Ègara.  Ambos núcleos de población estaban separados por lo que hoy es el Parque de Vallparadís, un torrente de gran profundidad que aislaba al pueblo de Sant Pere de los antiguos caminos reales por donde transcurrían comercio y viajeros. Seguir leyendo Pont de Sant Pere, el nexo entre las “dos Terrasses”

El coño de la cuestión

DSC04506A veces pienso en qué cara se le pondrá al artista conceptual o abstracto de turno, cuando nadie es capaz de entender el concepto de su obra por el humano empecinamiento de llegar al fondo de las cosas. No deja de ser triste que cuando uno se preocupa en concebir una criatura cuyo nombre, a todas luces le parece de lo más evidente, para la mayoría de conciudadanos no sea así y, empeñados en buscarle los tres pies al gato, acaben renombrándola con apelativos poco condescendientes. Seguir leyendo El coño de la cuestión

Jan Baca remodelará ‘su’ Centro Cultural tres décadas después

Captura de pantalla 2015-03-19 a las 12.48.18La fachada y la planta baja del Centro Cultural Terrassa será remodelada en los próximos meses para mejorar su acceso y trasladar el restaurante interior a la zona más externa del edificio, haciéndolo así más llamativo para los posibles clientes. El proyecto de remodelación correrá a cargo del arquitecto que diseñó este espacio de cultura en 1980, Jan Baca, quien cuenta con numerosos edificios destacados en la ciudad. Seguir leyendo Jan Baca remodelará ‘su’ Centro Cultural tres décadas después

Arquitectura e interiorismo en Terrassa