Casa Narcís Argemí

La Casa Narcís Argemí constituye otro ejemplo del eclecticismo que imperaba a finales del siglo XIX, muy marcado por el neoclasicismo. Ubicada en la calle Joaquim de Paz, destaca por sus frontones triangulares y curvados, cornisas molduradas, ménsulas, pilastras y capiteles corintios. En origen, fue un almacén dedicado al comercio de productos textiles propiedad de Ramón Argemí (sucesor de Narcís Argemí), cuyo tutor legal encargó el proyecto de obra por el que se duplicó el espacio del almacén original, ubicado en el número 54 de la citada calle, al añadírsele el casal adyacente que ocupaba el número 56.

El proyecto, del año 1892, es obra del arquitecto Rafael Puig i Puig, quien concibió un edificio de hechuras rotundas muy inspirado en cánones clasicistas, como demuestra la presencia de frontones y columnas en su ornamentación. Como se ha dicho, ocupa el ancho de dos casales, ubicados entre medianeras y consta de planta baja y piso en planta edificados sobre un solar de planta rectangular.

Su fachada, de concepción simétrica y construida con piedra artificial, distribuye tres oberturas en planta baja correspondientes a la puerta de acceso al interior del edificio y dos ventanas rectangulares que la flanquean. Aparecen rodeadas por hileras de piedra y el único ornato que presentan son las molduras que apreciamos en jambas y dinteles. Las ventanas reposan sobre zócalo de piedra y están protegidas por rejas de hierro forjado con perfiles geométricos que recuerdan la típica cenefa griega, que se reproduce nuevamente en un friso moldurado que separa la planta baja del piso superior a modo de línea de imposta.

Es en el piso superior donde se desarrolla el mayor trabajo ornamental y donde la vivienda diseñada por Rafael Puig desarrolla su imagen clásica. Sigue el mismo esquema que el piso inferior, con tres grandes oberturas rectangulares alineadas con las de abajo. La que mayor protagonismo cobra es la central, rematada con un frontón con forma curva y con balcón en voladizo adornado por una barandilla de hierro forjado que sigue un esquema similar al de las rejas de las ventanas inferiores. Las otras dos oberturas cuentan con frontones triangulares convencionales que, al igual que ocurre con el central, se apoyan sobre seis columnas planas rematadas con capiteles de orden corintio. Reposan sobre sendas pilastras que, en el caso de las ventanas laterales, enmarcan frisos decorativos en relieve que muestran motivos vegetales. Otro friso de similares características recorre toda la fachada justo encima de los tres frontones. Remata el conjunto un alero sustentado por 23 ménsulas decorativas.

La Casa Narcís Argemí está protegida como Bien Cultural de Interés Local (BCIL).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s