Centro de Diálisis Fresenius

En noviembre de 2014 abrió sus puertas en Terrassa el Fresenius Medical Care-Centre de Diàlisi, un edificio ideado por el gabinete Llongueras Clotet Arquitectes para la cadena de centros sanitarios alemana que aporta valores de ecoeficiencia a sus planteamientos arquitectónicos, además de establecer criterios estéticos singulares a través de su fachada ventilada que recuerda las  antiguas tarjetas perforadas informáticas.

Según la información facilitada por el estudio de arquitectos barcelonés, el encargo recibido del grupo Fresenius Medical Care pretendía la creación de “un edificio de referencia” para todas sus clínicas, que permitiera aumentar la capacidad del centro que ya existía en Terrassa y que se incorporara los criterios medioambientales propugnados por la firma sanitaria.

El diseño ideado por los arquitectos Joan Llongueras y Rosa Clotet contemplaba un edificio de dos plantas que se transforman en una sola en la zona posterior. Las dependencias principales se ubican en la planta baja y el primer piso, mientras que el resto de instalaciones y los almacenes se sitúan en la planta sótano. Tras la entrada hallamos la sala de espera y un área de despachos y sala de juntas. Un pasillo largo distribuye el resto de dependencias, ubicándose a mano derecha las salas de asistencia, los vestuarios para pacientes  y los almacenes. A la izquierda quedan el archivo, el laboratorio, la sala de estar del personal y el despacho de la supervisora de enfermería, además de otras dependencias de asistencia especializada.

Fotografías cedidas por Llongueras Clotet Arquitectes © Lluís Casals

Y en la planta superior, más pequeña, se sitúan otras dos salas de tratamiento, un almacén y un ara para el personal del centro que incluye un despacho, un espacio de descanso y los vestuarios, entre otras dependencias.

El encargo de la empresa alemana establecía entre sus pautas que se diseñara un edificio ecosostenible, por lo que se prestó atención a aspectos diversos relacionados con el consumo energético. De hecho, el edificio ideado por Llongueras Clotet Arquitectes es el primer centro de diálisis ecosostenible de España y el primero en obtener la certificación energética Clase A, con la que cuentan un reducido número de centros en toda Europa. El edificio combina la eficiencia energética con el confort, pensando en el tratamiento que presta, que debe realizarse en las condiciones más apropiadas para el paciente. Dispone de 5 salas de tratamiento equipadas con 45 puestos de dialisis, con capacidad para atender a 270 pacientes al día. El área asistencial dispone asimismo de 2 despachos médicos y una consulta de Enfermería.

Construido sobre un terreno de 2.200 metros cuadrados, el edificio fue concebido como un espacio amplio y luminoso vertebrado en torno a patios interiores que aportan luz natural a todas las salas de tratamiento. Con ello se consigue un importante ahorro de energía, a la vez que se facilita la ventilación de las salas y se propicia un ambiente agradable, ideal para el servicio prestado.

La fachada también contribuye a ese juego de luminosidad, no sin preservar la intimidad del interior. Para ello se vale del Panel Omega Zeta, una solución de revestimiento para fachada ventilada que la aísla térmicamente tanto del frío como del calor, a la vez que constituye un sello de identidad para el edificio. Esa especie de muro cortina aislante es, según explican desde el estudio de arquitectos autor del proyecto, la imagen corporativa de la empresa Fresenius: “Una celosía de panel prefabricado de hormigón perforado acoge el logotipo de la empresa, al mismo tiempo que proporciona intimidad a las salas de tratamiento sin privarlas de luz natural“. Dicha celosía es la antesala de una planta baja que recibe la luz natural a través de cristales bajo-emisivos y sin puente térmico, que protegen del frío en invierno y del calor en verano.

El aislamiento térmico de la fachada se complementa con el del tejado, donde se han instalado cubiertas verdes que incorporan una base de tierra que permite la vida de plantas, a modo de jardines cuya misión es absorber el agua de lluvia, actuar como aislante ante temperaturas extremas y contribuir a un entorno más verde. Además de aislar de las temperaturas extremas, las cubiertas del edificio y la fachada actúan a la vez como aislante acústico, favoreciendo el mayor confort del paciente durante el tratamiento.

Placas fotovoltaicas, caldera de biomasa y uso racional del agua son otros elementos que se han incorporado al edificio en favor de la ecoeficiencia buscada. También se han utilizado materiales ecológicos y reciclables para la construcción: el hormigón de los cimientos es reciclado, los ladrillos proceden de fábricas que los elaboran con hornos de biogas y las bajantes son de polipropileno reciclado, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s