Casa Bonaventura Fornells

Casi al final de la calle Sant Leopold podemos ver la Casa Bonaventura Fornells, una vivienda unifamiliar de aparente nimiedad, pero de importancia por ser un edificio singular en la obra del prolífico arquitecto Lluís Muncunill. Construida en 1918, forma parte de un conjunto protegido en el que también hallamos dos naves industriales que fueron construidas en la misma época y que acogían el negocio del industrial terrassense que le dio nombre, aunque posteriormente cambiaron de propietario, por lo que la vivienda es conocida también como  Casa Soler.

La vivienda, con sus tejados a dos aguas de gran inclinación, recuerda las casas de campo británicas y, de hecho, hay quien inscribe su estilo dentro de lo que se dio en llamar Domestic Revival, una corriente arquitectónica originada en la Gran Bretaña del siglo XIX en torno a la revalorización de las artes y oficios frente a la creciente mecanización de la fabricación de muebles y elementos de decoración. Al parecer, el arquitecto terrassense se habría inspirado en ese estilo para el diseño de la Casa Bonaventura Fornells y para el chalé (desaparecido) que construyó para la familia Freixa en lo que hoy en día es el Parc de Sant Jordi.

Con todo, los expertos califican el estilo de esta vivienda unifamiliar de dimensiones rotundas dentro del Novecentismo. Estamos ante una mansión de gran sencillez estilística, concebida con planta baja y dos pisos, y parcialmente rodeada por un jardín que la separa de las dos naves industriales que acogían el negocio familiar.

Protegida como Bien Cultural de Interés Local (BCIL), la vivienda se caracteriza también por su torre mirador de base cuadrada, ubicada a la izquierda del tejado. Muncunill concibió un diseño simétrico para su fachada principal, donde hallamos tres oberturas por piso enmarcadas por perfiles redondeados. Las del piso principal, además, cuentan con balcones de reja con formas redondeadas, pero de gran sencillez. En la fachada sur de la vivienda, se aprecia un mirador que sobresale en forma de medio hexágono.  Un recio muro protege esa parte del solar, que da al jardín y se une con la pared de una de las dos naves que forman parte del conjunto.

Por lo que respecta a las dos naves, igualmente protegidas como BCIL, son de planta rectangular y están dispuestas de forma perpendicular, cerrando el solar en el que se ubica la mansión por sus caras Norte y Este. Son de una planta, con cubiertas a dos aguas que descansan sobre las fachadas más alargadas. Las fachadas más estrechas, en las calles de Sant Leopold y de Montserrat, tienen tres aberturas de arco rebajado y un pequeño óculo superior. La fachada de la calle de Sant Leopold, alineada con la fachada de la casa, tiene recubrimiento de piedra dispuesto a modo de mampostería con aristas, marcos de aberturas y cornisa de ladrillo visto. La fachada de la calle de Montserrat presenta todo el paramento de obra vista.

FICHA

Autor: Lluís Muncunill

Estilo: Novecentismo

Fecha: Año 1918

Ubicación: Calle Sant Leopold, 84. Terrassa

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s