Coll Bacardí y la corriente higienista

Captura de pantalla 2017-05-20 a la(s) 21.31.08El arquitecto Josep Maria Coll i Bacardí ha pasado a la historia, entre otras obras, por ser el padre del Parc de Desinfecció, un bello ejemplo del modernismo arquitectónico terrassense, pero a la vez un edificio lleno de una gran significación una vez conocida la filosofía que el joven arquitecto municipal insufló a gran parte de su obra. El malogrado arquitecto fue posiblemente el primer urbanista que prestó atención a la necesidad de construir una Terrassa saludable. Su forma de entender la arquitectura y el urbanismo se inscribió en lo que se conoce como el  Movimiento Higienista, una corriente surgida a principios del siglo XX a raíz de una serie de trabajos elaborados por varios médicos y políticos franceses que luchaban contra la propagación de la tuberculosis en París. Sus postulados arraigaron en una arquitectura que promovía la iluminación y la oxigenación de los edificios, a la vez que facilitaba su limpieza interior.

El movimiento higienista, según parece, caló hondo en Coll i Bacardí, quien había tomado conciencia del problema de salud publica que representaban los humos generados por los centenares de fábricas que poblaban la ciudad.  Durante su etapa como arquitecto municipal la ciudad contaba con unos 25.000 habitantes, la gran mayoría obreros que trabajaban en centenares de fábricas. No es de extrañar que las emanaciones de humo producidas por la alta concentración industrial generasen graves enfermedades respiratorias entre esa población. Pero no solo el humo generaba problemas de salubridad. La gran masificación generada por la inmigración al albur de la industrialización conllevó también una crecimiento acelerado de las viviendas obreras, muchas de las cuales no reunían suficientes garantías sanitarias. Las enfermedades infecciosas eran un problema cotidiano.

Por todo ello, no es de extrañar que el discurso higienista proveniente de Europa fuera acogido con interés en Terrassa, donde un médico llamado Josep Ullés presidía el Ayuntamiento de la ciudad. Fue él quien encargó a Josep Maria Coll i Bacardí la construcción del Parc de Desinfecció, pieza clave en la lucha municipal contra las enfermedades infecciosas. Por aquel entonces (1912) el arquitecto municipal ya parecía estar sometido a los planteamientos del higienismo, a juzgar por el proyecto que presentó para dicho edificio, que tuvo que ser recortado por falta de presupuesto.

Sin embargo, el proyecto más ambicioso planteado por Coll i Bacardí se relacionaba con una importante transformación urbanística de la ciudad. Preocupado por el aire nocivo que miles de terrassenses respiraban a causa de la gran aglomeración de chimeneas, el arquitecto municipal concibió un espacio verde residencial, alejado del enfermizo mundo fabril; una ciudad jardín de mansiones para la burguesía construida al otro lado del torrente de Vallparadís. Pretendía utilizar ese gran torrente que hiere orográficamente la ciudad para aislar el centro de la villa fabril de la zona residencial, potenciando a la vez ese gran espacio verde natural. El arquitecto municipal puso la primera piedra de ese gran proyecto construyendo allí su propia residencia. A esta siguieron otras dos, pero desgraciadamente, ese gran proyecto urbanístico se vio malogrado por la prematura muerte de Coll i Bacardí en 1927, paradójicamente causada por una afección pulmonar.

El ambicioso proyecto de Coll i Bacardí quedó paralizado, pues sus sucesores en el cargo no le prestaron atención. La ciudad siguió su crecimiento hacia el lado del torrente donde el visionario arquitecto pretendía establecer su ciudad jardín, las otras dos mansiones desaparecieron y esa gran hoquedad boscosa permaneció inalterable, poblada por la maleza y algunos huertos. Sin embargo, gracias al tesón del ayuntamiento presidido por Manel Royes en la década de los 90 del siglo pasado el proyecto captó una nueva dimensión y ese torrente, junto a otros dos, fue acondicionado como una de las zonas verdes urbanas más grandes de Catalunya, el Parc de Vallparadís.

La residencia del arquitecto  municipal, no obstante, permite observar los preceptos de esa arquitectura higienista que propugnaba su autor. La hallamos en los grandes ventanales que buscaban una adecuada iluminación y una buena ventilación de las estancias que conforman la residencia. También en la utilización de recursos arquitectónicos para marcar espacios dentro de una misma estancia, sin necesidad de utilizar cortinas que acumulan polvo. La facilidad de la limpieza se promovía también mediante el uso del mosaico hidráulico, que permitía componer figuras que asemejaban alfombras para marcar el centro de las habitaciones; un uso muy común en la arquitectura modernista y novecentista. También en los altos zócalos que protegen contra la suciedad a las paredes, y cuyos cantos romos evitan la acumulación de polvo y facilitan la limpieza.

A la vista de estos hechos, resulta difícil saber qué habría sido de la ciudad si este arquitecto visionario no hubiera fallecido tan joven. Tal vez la figura del gran Lluís Muncunill habría brillado menos, pues la obra que dejó Coll i Bacardí apuntaba maneras y no sólo en su visión de la ciudad como urbanista.  Su trabajo, inscrito dentro de un modernismo tardío, refleja un talante creativo singular como prueban algunos edificios de su legado, entre ellos el desgraciadamente desaparecido Grupo Escolar Torrella, y su propia residencia.

Josep Maria Coll i Bacardí fue nombrado arquitecto municipal de Terrassa en 1907, desplazándose a la ciudad desde su Barcelona natal. Seguidor de las corrientes arquitectónicas de su época, Coll i Bacardí sintió la llamada del movimiento secesionista que surgió en Viena, un modernismo elegante y florido que impregnó su obra. Quizás el ejemplo más claro de este estilo lo vemos reflejado en su propia residencia, que rompe con las formas redondeadas propias del modernismo catalán en favor de líneas rectas más prácticas, pero que incorpora elementos modernistas claros como el trencadís, los esgrafiados con motivos vegetales en la fachada, el hierro forjado o la utilización de la cerámica vidriada decorativa en las tejas de la cubierta. Y es que la cerámica es un elemento recurrente en su obra. Un claro ejemplo lo tenemos en la Casa del Bunyolero, donde la fachada aparece casi totalmente decorada con este material ornamental, convirtiéndola en un edificio único y sin parangón en Terrassa. También encontramos la presencia de la cerámica en otro de los edificios singulares que nos dejó el arquitecto municipal: el Parc de Desinfecció. En esta ocasión la cerámica perfila y acentúa los arcos parabólicos de este curioso edificio público y se deshace en trencadís en el escudo de la ciudad que preside su entrada principal.

Coll i Bacardí también nos dejó la ermita del Sagrat Cor de Jesús, donde las líneas parabólicas siguen marcando el estilo, o la escuela Doña Magdalena donde se acerca a los planteamientos industriales mediante el uso del ladrillo visto (para acentuar el contorno de las aberturas ovaladas) y de la piedra en la fachada; un planteamiento similar al seguido en el Vapor Marcet Poal. En este caso, dos elementos podríamos destacar en cuanto a la ornamentación que hace interesante este edificio desde un punto de vista arquitectónico: por un lado el remate cerámico del tejado, que le otorga personalidad propia; y por otro, las rejas que adornan las ventanas y balcones de la fachada.

Si Lluís Muncunill, con su prolífico legado, otorgó a la ciudad una personalidad propia en lo que se ha denominado como modernismo industrial, no es menos cierto que Josep Maria Coll i Bacardí contribuyó a ese legado con obras singulares que hoy en día siguen causando admiración y son referentes de una época dorada para la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s