Casa Badia, en el centro de la Plaça Vella

dsc020092

El Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya incluye entre muchos otros edificios terrassenses a la Casa Badia, también conocida como Casa Josefa Beltran. Se trata de un modesto edificio ubicado en el centro de la fachada norte de la Plaça Vella que, pese a no estar protegido como Bien Cultural de Interés Local, si cuenta con elementos merecedores de figurar entre el patrimonio registrado. Un tanto eclipsado por la rotundidad de los edificios con los que comparte medianeras –Café Colón y Casa Francesca Sendra– , destaca por el tono tierra de su estrecha fachada.

Tal vez parte de su valor se debe a que es obra del arquitecto Melcior Viñals,  quien lo concibió como un edificio de cinco alturas más azotea. En su planta baja se halla el acceso al inmueble y un local comercial situado a su izquierda. Las cuatro plantas del edificio cuentan con dos oberturas cada una que dan salida a balcones con barandas de reja de hierro forjado. Las de las dos primeras plantas comparten un balcón alargado y las de las plantas superiores, balcones independientes.

dsc020094

El edificio, que se edificó en el año 1915, se inscribe dentro de un estilo ecléctico, aunque los elementos neoclásicos predominan, especialmente en el enmarcado de las puertas de los balcones, que cuentan todos con jambas y dinteles bien definidos y decorados. Las jambas simulan así pilastas sobre las que se asienta el dintel y aparecen rematadas con capiteles sencillos. Sobre esta estructura, ménsulas decorativas sustentan los balcones de los pisos superiores. La línea de imposta que separa las distintas plantas cuenta a su vez con un friso de pintura decorativa de formas vegetales y geométricas de regusto modernista.

La fachada, finalmente, es coronada por una baranda en balaustrada labrada que aporta seguridad a la azotea y en la que sobresalen tres grandes copas decorativas de aire neoclásico. La importante intervención arquitectónica que tuvo lugar en 1991 en la zona posterior a este y otros edificios, permitió contemplar una panorámica de la fachada trasera de la Casa Badia, pero lo más importante es que dejó al descubierto la Torre del Palau, que aparece casi adosada a dicho edificio. La ambiciosa intervención, basada en la expropiación de los patios traseros y de alguna vivienda, no obstante, no fue lo suficientemente ambiciosa, ya que podía haber contemplado un acceso a la torre desde la misma Plaça Vella como fuera antaño cuando un desaparecido arco nos permitía contemplar este casi único vestigio de la originaria ciudad medieval desde el principal foro terrassense. Dicho edificio, que linda a la izquierda con la Casa Badia, carece absolutamente de valor arquitectónico y no aporta absolutamente nada al conjunto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s