Casa Pere Segués, terracota ornamental

 A tan solo unos pasos de distancia de la Fundació Busquets i la Escola Pia encontramos un ejemplo del novecentismo catalán caracterizado por el uso ornamental de la terracota. Se trata de la Casa Pere Segués, un edificio protegido como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) que se sitúa en la confluencia de las calles Vinyals y Doctor Cabanes. Fue construido en el año 1942 bajo los criterios del arquitecto Ignasi Escudé i Gibert y ocupa una finca entre medianeras. Consta de planta semisótano, planta principal y un piso, y utiliza lenguajes distintos en sus fachadas, si bien el efecto visual que produce al ser contemplado desde la esquina es el de la aparente simetría.

La fachada que da a la calle Vinyals sitúa su puerta de acceso a un lado y la presiden cinco grandes oberturas de corte rectangular, siendo un amplio balcón al que se accede por otras dos aberturas su elemento más destacado, por el rico trabajo de su baranda de hierro forjado. Como en la totalidad de las ventanas, la terracota se utiliza para adornar o rematar su contorno, confiriéndole cierta angulosidad a un concepto marcado por las líneas rectas. Así, las ventanas del piso superior se apoyan sobre una especie de celosía que recuerda a una baranda en balaustrada, mientras que las del piso inferior son enmarcadas por molduras de terracota.

La puerta de acceso principal a este edificio se sitúa en la calle del Doctor Cabanes y se caracteriza por su arco medio punto con grandes dovelas de piedra, que sigue las disposiciones típicas de la típica masía catalana. Como en la otra fachada, aparecen también grandes ventanas rectangulares, pero en esta ocasión desaparece el balcón y da protagonismo a un conjunto de pequeñas ventanas rematadas también por arcos de medio punto que dialogan con el portal de acceso y con uno de los arcos que forman la galería del piso superior, que da a la fachada posterior. Dicho porche elevado es el principal elemento arquitectónico de la fachada trasera. Aparece enmarcado por seis arcos de medio punto sustentados en otros tantos pilares, todos ellos perfilados también con terracota.

El conjunto está rematado por un elaborado trabajo de estuco que da paso a la cubierta, de teja árabe y a cuatro aguas, mientras que en la planta principal se destaca un zócalo de piedra que contrasta visiblemente con el estucado que recubre las paredes del edificio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s