Pòrtic de Vallparadís, homenaje a la industria

Situado junto al acceso Norte al Parque de Vallparadís, existe un edificio que llama la atención especialmente por su piel  y por el diseño de sus ventanas. Construido en 2009 según el diseño del arquitecto Jorge Miguel López Clavería, pretende ser un homenaje al carácter industrial de Terrassa, según me cuentan desde el despacho de dicho arquitecto. Su nombre es Pòrtic de Vallparadís, en alusión a los balcones y ventanas del edificio, que ocupa una parcela de 9.993 metros cuadrados, situada donde lindan el passeig 22 de Juliol con la calle Joan Artigues y la Placeta de la Creu, según los datos que aparecen en el catastro.

Según los datos facilitados por el estudio barcelonés López Clavería ArquitectosPòrtic de Vallparadís “se diseñó teniendo en cuenta el pasado y la tradición industrial de la ciudad de Terrassa”. Como os contaba al inicio de este post, dos son los elementos que le dan carácter a este edificio. Uno de ellos es el colorido de su fachada que, sin ser extremado, sí adquiere la suficiente personalidad como para llamar la atención, gracias a la gama cromática que adopta a partir de la combinación de tonos que van desde un granate descolorido que contrasta con grisáceos verdosos que rayan el turquesa. La piel del Pòrtic de Vallparadís, configurada a partir de planchas de zinc verticales, adquiere así unos tonos degradados cuasi oxidados que le confieren al edificio un aire moderno y original.
Pero vamos con el principal de los elementos: las oberturas. Para el diseño exterior de este edificio, López Clavería optó por sobresalir de la línea de fachada, otorgando al conjunto, por un lado, colorido, con los parapetos de los balcones, que acentúan dos de los colores utilizados en la gama de la fachada. Por otro, dinamismo, mediante el uso de elementos prefabricados para configurar los “pórticos” (balcones y ventanas), que sobresalen de la fachada acentuando su presencia. Éstos fueron diseñados por el mismo equipo de arquitectos, se hicieron en fábrica y se colocaron en la obra con la ayuda de una grúa. Destacan especialmente los de las ventanas, que se orientaron en diagonal a la línea de fachada, generando cierto aire de movimiento al conjunto.
Por último, la base de la fachada se finalizó con un zocalo terminado en piedra natural procedente de Sant Vicenç.

El edificio cuenta con una superficie construida de unos 12.000 metros cuadrados, que alberga un total de 64 viviendas de 2, 3 y 4 habitaciones distribuidas en 5 núcleos de escalera. Asimismo da cabida a 9 locales comerciales, todos a doble altura; 77 plazas de parking distribuidas en dos sótanos y 58 trasteros.

Las fotografías del interior del edificio han sido facilitadas por López Clavería Arquitectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s