Almacén Joan Fontanals

Acceder al interior del antiguo Almacén Joan Fontanals es un viaje al pasado modernista de Terrassa. Tras cruzar el umbral de este edificio del Camí Fondo accedemos a un universo de tonos ocres en los que la forja típicamente modernista adquiere todo el protagonismo. Y es que la actividad comercial que hoy en día acoge este edificio singular ha sabido adaptarse y sacar provecho de su esencia modernista, manteniendo intactos los elementos que le han dado renombre.

El almacén Joan Fontanals fue construido por el maestro de obras Joan Carpinell en el año 1891 y tiene un carácter ecléctico con claras diferencias entre su exterior, más dominado por los elementos neoclásicos, e interior, de influencia más modernista. Centrándonos en su fachada, observamos que es un edificio construido entre medianeras que consta de planta baja y dos pisos. El conjunto resulta de una belleza ostensible y rotunda, posiblemente buscada para exhibir la riqueza y el elevado estatus de que que gozaba en la época ese floreciente negocio textil. Destacan los elementos neoclásicos, como las pilastras rematadas con capiteles o los frontones que cubren las ventanas del primer piso. También  las rejas y las barandas de los balcones, elaboradas a partir de hierro forjado.

La puerta da acceso a un pequeño zaguán franqueado por unas grandes puertas de madera y cristal en las que podemos leer las iniciales del industrial promotor del edificio. Tras cruzarlas hallamos a nuestra izquierda una hermosa portería delicadamente labrada en madera y separada del recibidor mediante cristal. Frente a ella, a nuestra derecha, hallamos otras puertas similares que dan acceso a un comercio. Y frente a nosotros se alza una escalera que nos adentra en el edificio para abrirse a izquierda y derecha en un amplio patrio de luces coronado por una tragaluz plano.  Es aquí donde reina el más puro estilo del modernismo decorativo, con maderas oscuras, formas onduladas en los marcos de las ventanas y forja muy trabajada. Destacan asimismo dos columnas de hierro muy de ese estilo, que cumplen una misión ornamental a la vez que funcional.

El edificio está conectado a través de un patio interior con el Almacén Salvans, también propiedad de Joan Fontanals  y con el que formaba un conjunto único.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s