Edificio 111, premio a la vivienda social

DSC00579Hoy traigo aquí una propuesta del estudio barcelonés Flores & Prats Arquitectes que forma parte de un interesante conjunto de viviendas sociales ubicadas en el barrio de Montserrat. Se trata del Edificio 111, que fue construido entre los años 2007 y 2011 bajo el proyecto que los arquitectos Eva Prats y Ricardo Flores concibieron entre 2004 y 2006, y que fue premiado en la Bienal de Arquitectura del Vallès 2009. Un proyecto que, además, fue finalista en certámenes relevantes de 2011, como la Bienal de Arquitectura Española, los premios FAD o los premios europeos Ugo Rivolta.

Al margen de su concepción formal, el proyecto planteado por Prats y Flores se basó principalmente en el factor social y multicultural del vecindario, favoreciendo la creación de un elemento que funcionara como punto de encuentro vecinal, y no sólo como un simple condominio. Así, la propuesta del estudio de arquitectos intenta promover las relaciones de los vecinos que comparten el edificio mediante la habilitación de amplios espacios comunes, siendo el más evidente el gran núcleo central establecido a modo de patio comunitario. Así, el proyecto reservó un amplio espacio vacío en el centro del inmueble, que acoge una fuente, bancos y tres árboles, y al que van a dar las terrazas y balcones de las viviendas. Desde ahí se accede a las porterías y a las viviendas, en una progresiva secuencia de escalas.

En total, el condominio alberga 107 viviendas sociales, 4 locales comerciales y 111 plazas de parking. Al tratarse de viviendas de protección oficial de reducidas dimensiones, el equipo de arquitectos quiso darle importancia a los espacios exteriores y de ahí surgió un diseño en el que el patio central, los vestíbulos, las terrazas y los balcones cobran gran protagonismo. “Todas las viviendas -tal como explican los arquitectos en su descripción del proyecto- son pasantes, de calle a patio: así se garantiza la ventilación cruzada y tener frente hacia estas dos situaciones urbanas. Las zonas sociales de la casa: sala de estar, comedor, cocina y terraza están orientadas hacia el patio comunitario, así la casa se distribuye respondiendo a la lógica de ese patio social de acceso, llevando las zonas de dormir y de estudio, hacia las calles circundantes, más tranquilas”.

DSC00609.

Su fachada de hormigón es otro de los rasgos distintivos. Construida a partir de grandes molduras, ofrece una gran dosis de textura entre la que destacan también las oberturas geométricas que dan a la calle y que aparecen enrejadas en su planta baja, formando un conjunto asimétrico que aporta interés al inmueble. En su conjunto el edificio se nos plantea como una sucesión de viviendas en cascada que ocupan distintos planos de situación, por lo que se asemeja a una gran colonia de casas homogéneas ubicadas a distintas alturas.

El conjunto se alza en medio de otras construcciones de cariz industrial y racionalista que resultan interesantes por las perspectivas que ofrecen sus escaleras y pasarelas posteriores; un curioso entramado que, a modo de andamiajes, constituyen los accesos a las viviendas, cuyas fachadas frontales se rematan con amplios ventanales cuadrados de cristal.

Edificio 111 / Flores& Prats

  • 06:18 – 30 Enero, 2013
Guarda esta imagen en tus favoritos

© Duccio Malagamba

© Duccio Malagamba
  • Arquitectos

    Ricardo Flores, Eva Prats
  • Ubicación

    Barcelona, España
  • Colaboradores

    Constanza Chara, Fotini Trigonaki, Natalia Uribe, Celia Carroll, Robyn Creagh, Christine van Sluys, Laura Geraci, Jorge Lopez, Abdulla Al-Shamsi, Javier Lecumberri, Mar Garrido, Maria Amat, Elvire Thouvenot, Eirene Presmanes, Andrea Schneider, Filippo Abrami, Arabella Masson, Jorge Casajús, Horacio Arias, Ellen Barten, Michelle Lopez, Nadia Mustopo, Lars Bach, Jonny Pugh
  • Área

    14000.0 m2
  • Año Proyecto

    2004
  • Fotografías

© Adrià Goula© Duccio Malagamba© Àlex Garcia© Àlex Garcia+25

Guarda esta imagen en tus favoritos

© Adrià Goula

© Adrià Goula

Descripción de los arquitectos. Este edificio de 111 viviendas sociales forma el límite oriental de la ciudad de Terrassa, enfrentado a un parque natural de pinos y rieras secas. Esa situación periférica, de lugar muy abierto en el que se ubica el edificio, nos hizo pensar desde el principio en proveer a sus habitantes de un patio que diera una primera escala comunitaria con la que enfrentarse a ese gran vacío. El espacio interior de la manzana se convierte así en una plaza semipública, fundamental para la vida del edificio: todos los habitantes acceden desde la calle por este centro de manzana, un lugar de encuentros y cruces, con juegos para niños, maceteros de flores, bancos y una fuente. Desde ahí pasan a las porterías y a sus viviendas, en una progresiva secuencia de escalas.

Guarda esta imagen en tus favoritos

© Duccio Malagamba

© Duccio Malagamba

Este acceso define la manzana como elemento intermedio entre ciudad y paisaje, y a su vez soluciona el traspaso secuencial entre calle y vivienda, en un esfuerzo por disolver los límites entre lo público y lo privado. Tratándose de vivienda social, de dimensiones reducidas, el proyecto propone una extensión de estas viviendas en terrazas, balcones, vestíbulos de planta baja, plaza de acceso… una serie de espacios intermedios que hacen que la vivienda no se limite solamente a su espacio interior.

Guarda esta imagen en tus favoritos

© Duccio Malagamba

© Duccio Malagamba

Dos grandes huecos en la plaza central permiten que la llegada en coche sea por un estacionamiento abierto, con ventilación y luz natural, desde el que ya hay conexión visual con las terrazas del edificio. En estos huecos crecen tres acacias de flor amarilla, plantados en la parte más baja del terreno, que crecerán con los años hasta el nivel de los balcones del primer piso.

Guarda esta imagen en tus favoritos

© Àlex Garcia

© Àlex Garcia

Todas las viviendas son pasantes, de calle a patio: así se garantiza la ventilación cruzada y tener frente hacia estas dos situaciones urbanas. Las zonas sociales de la casa: sala de estar, comedor, cocina y terraza están orientadas hacia el patio comunitario, así la casa se distribuye respondiendo a la lógica de ese patio social de acceso, llevando las zonas de dormir y de estudio, hacia las calles circundantes, más tranquilas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s