Casa Puigarnau, refinada ornamentación

DSC00289En 1897 Joaquima Pujals, viuda del industrial Gaietà Alegre, mandó construir una casa en el ensanche que expandía la ciudad hacia la estación de los ferrocarriles del Norte y que posteriormente sería conocida como Casa Puigarnau, tomando el nombre de los siguientes propietarios. Los planos de dicho inmueble fueron encargados al artífice de la Terrassa modernista, el arquitecto Lluís Muncunill, quien concibió una residencia que reflejaba el señorío y abolengo de la familia que había de acoger, con cierta profusión de elementos decorativos y una refinada elegancia en su propuesta formal.

Diseño Muncunill un edificio de planta rectangular de dos pisos de altura y planta baja que contaba con un jardín adosado que en la actualidad es una plaza de uso público. Dentro de la corriente historicista, aunque algunos también lo consideran modernista, el edificio presenta en su fachada principal un planteamiento simétrico muy del gusto del arquitecto municipal. Para la piel de esa fachada eligió la piedra lisa en la planta baja y la obra vista en la parte superior. La linea simétrica se construye en la planta baja con un portal de acceso enmarcado por dos ventanas laterales dotadas de  un dintel de piedra artificial, que plasma un arco de cortina central con una flor en su interior. Esas ventanas también cuentan con otro elemento ornamental: un capitel con motivos vegetales que se asienta en las jambas. Sobre puerta y ventanas, además, se aprecian unos canecillos con hojas labradas en hiedra y reproducciones de frutas unidas por una cadena de hojas de hiedra.

Un gran balcón hace las veces de línea de imposta entre planta baja y primer piso. Da acceso a tres grandes ventanales cubiertas por arcos que forman varios lóbulos, bajo los cuales se insertaron paneles de cerámica vidriada. Dichos arcos se acentúan con adornos puntiagudos que aportan una gran estilización y rompen las líneas rectas que marcan el conjunto de la fachada. No menos relevancia adquiere la baranda de hierro forjado que preside el amplio balcón y que dialoga con la forja de las ventanas inferiores con exquisitas formas que sugieren elementos vegetales.

DSC00294Finalmente, el piso superior plantea un concepto más rígido en cuanto a las líneas rectangulares que plantean sus ventanas, pero que suaviza mediante la profusión de elementos decorativos, como columnas, capiteles y marcadas jambas y dinteles.

Remata el conjunto un alero apoyado en ménsulas, siguiendo el mismo esquema planteado para dar mayor sujeción al balcón.

En lo que se refiere a su otra fachada (la lateral) recuerda a la decoración exterior de algunos palacios italianos, con un concepto liso que imita la obra vista y grandes paneles que presentan dibujos sobre estuco con motivos vegetales.

De su interior, destaca la escalera de mármol blanco, dotada de barandilla y farol de hierro forjado. Está iluminada por una claraboya con vitrales de colores donde figura una garza rodeada de plantas y por tres aberturas con cristales de colores. El techo está artesonado y decorado con flores de madera.

La Casa Puigarnau está considerada como patrimonio histórico de la ciudad de Terrassa y Bien Cultural de Interés Local. Desde finales de los años sesenta del siglo pasado es la sede del Colegio Airina, un centro femenino de estudios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s