Sant Jordi merece un acceso mejor

Vista de la plaza desde el Parc de Sant Jordi
Vista de la plaza desde el Parc de Sant Jordi

Muchas son las asignaturas pendientes en el urbanismo de Terrassa para dotarla de la imagen que merece en su dimensión de capital de comarca y de gran ciudad pues en muchos aspectos su imagen de urbe no termina de despegar. La que hoy os planteo tiene además mucho que ver con el rol de Terrassa como destino turístico, y concretamente con la necesidad de realzar uno de sus principales monumentos, emblema de la ciudad y punto de interés para muchos visitantes: la Masía Freixa.

Desde hace años, y más desde que Terrassa está en la ruta del Modernismo Industrial, urge una remodelación de la plaza de Josep Freixa i Argemí. Como antesala del distintivo monumento terrassense, esta plaza debería ser un espacio que mantuviera cierta continuidad con la reformada calle de Volta, integrando ese espacio en un mismo discurso urbanístico que pasaría por varias intervenciones. De un lado convendría garantizar la continuidad de Volta como principal ruta de acceso desde el centro de la ciudad al Parc de Sant Jordi y a la Masía Freixa, ampliando aceras o, en la medida de lo posible, transformando esa plaza anodina y sin apenas valores, en un espacio peatonal. Y por otro lado convendría también despejarlo para lograr que uno de los principales edificios del arquitecto Lluís Muncunill sea visto desde la calle Volta, realzando así su presencia. Para ello sería necesario trasladar los grandes árboles al interior del parque, que desafortunadamente se vio maltrecho con la caída de muchos de sus árboles en el último episodio de fuertes vientos.

Los árboles ocultan la Masía Freixa
Los árboles ocultan la Masía Freixa

Una ciudad que ha sido capaz de ganar espacios para los peatones en el centro, que ha recuperado para el ciudadano su único bastión medieval (la Torre del Palau) , que ha sido capaz de crear el pulmón verde de Vallparadís, no puede descuidar proyectos como éste. Es una cuestión de coherencia. Es éste un debate que muchos ciudadanos han tenido y tienen en sus mentes, y muy probablemente contará con el rechazo de los vecinos, que verían desaparecer plazas de aparcamiento. Pero en urbanismo, las decisiones han de tomarse pensando en el bien común y en un proyecto global de ciudad en consonancia con lo que ha puesto ya en marcha. Y creo que en este caso,  las razones de la intervención están más que justificadas.

En la práctica, la plaza es para los coches
En la práctica, la plaza es para los coches
Vista de la calle Volta con la plaza al final
Vista de la calle Volta con la plaza al final
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s