Almacén Salvans

DSC00108

Lo prometido es deuda. Dije que os contaría la verdadera historia de “la iglesia del dinero” y aquí la tenéis: Tras la horrenda fachada que actualmente da acceso a una entidad bancaria se esconde, en realidad, un almacén de comercio textil correspondiente a los primeros tiempos de la edad de oro de Terrassa, la de la industrialización textil. Un modesto almacén, ni siquiera uno de los de mayor renombre por sus valores arquitectónicos, aunque se trata de un ejemplo de importancia para los amantes de la historia de la arquitectura industrial modernista. Y es que los expertos lo señalan como el edificio en el que el ilustre arquitecto Lluís Muncunill introdujo por primera vez elementos del estilo modernista que posteriormente definiría la mayor parte de su obra, concretamente el uso de elementos cerámicos y la rotulación del edificio, actualmente desaparecida.DSC00100

El Almacén Salvans, fue construido en el año 1901 como un edificio de carácter industrial, consistente en una alargada nave rectangular con fachada a dos calles, la del Paseo, que se mantiene más o menos intacta, y la de la calle Nou de Sant Pere, que la entidad bancaria con sede en el mismo forró con cristal oscuro, amén de otros elementos digamos discutibles.

En su planteamiento es una obra superlativa, tanto por lo estilizado de su planta, como por el concepto aplicado a sus puertas y ventanas, también muy alargadas. De este modo se establece un curioso contraste entre la verticalidad acentuada de las grandes ventanas que adornan la marcada horizontalidad de la gran fachada lateral. Dicha fachada va a morir en una tercera fachada que mantiene una puerta rectangular de dos hojas, alta y estrecha.

Consta este almacén de dos plantas separadas claramente por la línea de imposta, que apunta ese trazado horizontal al igual que lo hace la línea de cornisas. La construcción tiene un zócalo de ladrillo visto y paredes de mampostería común con mortero enmarcadas por pilastras e impostas de ladrillo formando recuadros. El remate superior forma una cornisa de ladrillo y friso de cerámica blanca y azul. Son interesantes los vierteaguas de las aberturas, de ladrillo ron, así como la tortugada de cerámica del tejado. Las ventanas aparecen ciegas con paneles cerámicos de color amarillo y negro, según se describe en la Vikipèdia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s