Torre del Palau, vestigio medieval

DSC02681 Según parece, durante la Edad Media Terrassa contaba con un castillo palaciego que, junto con los vestigios de arquitectura romana y visigótica hallados en la Seu d’Ègara, evidencian el antiguo origen de la ciudad. Existen documentos que datan la existencia de dicho castillo en el año 1016 y se sabe que Pere de Fizes y Guillem de Muntanyans fueron dos de los señores feudales que gobernaron dicho castillo.
Sin embargo, lamentablemente de todo ese esplendor pasado sólo ha sobrevivido lo que se sospecha que fue la torre del homenaje, conocida como Torre del Palau. El desapego que muchos políticos y urbanistas demostraron hacia nuestro patrimonio, haciendo desaparecer, por ejemplo, edificios emblemáticos y murallas de valor histórico en favor del crecimiento de muchas de nuestras ciudades, dejó también sin protección elementos relevantes de titularidad privada. Algo así ocurrió con el desaparecido castillo-palacio de Terrassa, cuyo último propietario decidió derribar lo que quedaba de él en 1891.
Afortunadamente, la torre permaneció intacta, aunque escondida en el jardín de uno de los inmuebles. Durante muchos años, los terrasenses sólo contemplamos la torre asomando entre los tejados de las casas que dan a la plaza Vella.

En 1991 tuvo lugar una importante intervención arquitectónica que logró dejar al descubierto toda la torre por uno de sus lados, al ser derribadas algunas de las casas que la circundaban y construirse una plaza interior de nueva creación desde la que se dio acceso a la torre, situada entre las calles peatonales de Cremat y Gavatxons. En esa misma plaza, en la planta baja de la casa de Antonio José Torrella i Maurí, se habilitó un Centro de Interpretación de la Villa Medieval de Terrassa.
Arquitectónicamente hablando, la Torre del Palau es una edificación románica de base circular, construida con cantos rodados de río y sillares de piedra. Mide casi 27 metros de altura y su diámetro es de 7,5 metros en la base. La parte inferior de la torre se halla medio enterrada y está cubierta por una bóveda de piedra. Comunica con la primera planta, desde donde arranca una escalera de caracol que enlaza con los dos niveles superiores, que están cubiertos con bóveda de ladrillo.torre-del-palau_7601624
El coronamiento, no obstante, no corresponde a la época de su construcción, pues data de finales del siglo XIX y es obra del omnipresente arquitecto Lluís Muncunill. Se caracteriza por su friso de almenas de ladrillo sobre una cornisa por debajo de la cual hay una serie de arquerías ciegas. El acceso original está a unos 7 m. de la base y actualmente se sube por una escalera metálica moderna. De la puerta románica sólo se conserva un arco de medio punto adovelado.
En la torre destaca también el ventanal gótico situado en la primera planta, que fue añadido hacia el siglo XVI, cuyos portales y ventanales originaos se conservan en el castillo de Vallparadís.

Anuncios

Un pensamiento en “Torre del Palau, vestigio medieval”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s