Masía Freixa, inspiración gaudiniana

Para muchas generaciones de terrassenses, la Masía Freixa y su entorno forman parte de los recuerdos de su infancia. Mucho antes de la gran intervención urbanística acometida por el Ayuntamiento en el torrente de Vallparadís, creando así el gran pulmón verde de la ciudad, el Parque de Sant Jordi era la única gran zona verde pública que los ciudadanos podían disfrutar. La singular construcción que preside este espacio es también el principal emblema arquitectónico de la ciudad, posiblemente uno de los que más admiración causan entre los visitantes por sus redondeadas formas, que recuerdan mucho a la obra de Antonio Gaudí, aunque aportándole mayor sobriedad formal y menor abigarramiento estético.

La Masía Freixa era la residencia familiar del industrial Josep Freixa i Argemí, quien encargó su construcción al arquitecto Lluís Muncunill. Anticipándose a lo que ocurriría muchos años después en la ciudad (la transformación de antiguas fábricas en viviendas), el proyecto se ejecutó en torno a una fábrica, de la que se aprovechó su estructura original y su cubierta. El edificio estaba rodeado por un gran jardín (actual Parque de Sant Jordi) y se hallaba en una zona de ensanche de la ciudad, alejado de lo que en aquellos tiempos era la trama urbana.

Muncunill erigió allí uno de los edificios más personales de su trayectoria profesional, caracterizado por sus perfiles sinuosos y estilizados, sus arcos ovalados y la esbelta torre que remata el conjunto. La planta del edificio es rectangular y su aspecto formal se caracteriza por una estructura de arcos y bóvedas de inspiración gaudiniana. El cuerpo central de dos pisos se añadió entre 1909 y 1910, y el minarete entre 1913 y 1914. En el edificio destaca la fachada estucada de color blanco y la galería porticada, con un pasamanos de cerámica vidriada de color blanco.

El Ayuntamiento de Terrassa compró la finca en 1959, y sus jardines se convirtieron en el primer parque público de la ciudad. En la actualidad el edificio acoge la oficina de información turística, entre otros departamentos municipales, y cuenta con una sala de actos. El interior se conserva todavía el mobiliario del comedor y del despacho, diseñado por Joaquim Vancells.

Anuncios

Un comentario en “Masía Freixa, inspiración gaudiniana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s