La “sirenita” de Terrassa

Terrassa comparte con Copenhage el contar en sus calles con una estatua que reproduce a una sirena. Esta curiosidad egarense, sin embargo, se debe al reconocimiento de una labor de emprendeduría en el campo del comercio, y no al homenaje a un literato de renombre, como fue Hans  Christian Andersen. Más prosaica, la discreta sirena terrassense preside uno de los accesos al Mercat de la Independència, mientras su homónima danesa adopta una lánguida actitud frente al batir de las olas del mar.

La nuestra fue erigida en 2011 como reconocimiento de la ciudad a la labor del empresario Josep Maria Cernuda, creador de la cadena de productos congelados que lleva el mismo nombre que ese ser mitológico. El Ayuntamiento quiso reconocer específicamente el “trabajo, generosidad y optimismo” del empresario de origen asturiano, fallecido en Terrassa en 1998. Josep M. Cernuda Martínez (Muñas de Arriba, Astúries, 1939 – Terrassa, 1998) llegó a Terrassa en 1966 donde se dedicó durante años al transporte de pescado, hasta que montó un puesto en el Mercat de la Independència. En 1983 fundó Congelats La Sirena.

Elaborada en bronce, las dimensiones de la Sirena terrassense son más que discretas, pues tiene 77 metros de alto. Su autor es el artista terrassense Joan Serres Asens, cuya obra comprende disciplinas como la escultura, la pintura y el grabado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s