Arte en la escalera

El graffiti se ha convertido en un elemento importante del llamado street art (arte callejero), que incluye no sólo a las pinturas de artistas anónimas, sino a todo el conjunto de intervenciones que la iniciativa pública y privada acometen para trasladar el arte de los museos a las calles (esculturas, instalaciones, etcétera).

Denostado por unos y alabado por otros, el graffiti -el que no puede calificarse como vandalismo- es arte, creatividad en estado puro, y sus autores se han ganado a pulso el apelativo de artistas. Muchos municipios han sabido valorar este hecho y han apoyado algunas de las intervenciones anónimas, que contribuyen a tapar el frío cemento en paredes, muros de contención y otros elementos urbanos.

Un ejemplo de esa hibridación es la escalera que da acceso al barrio de Can Boada a través de la calle de Sant Ferran, que salva el desnivel entre la Ronda de Ponent y el citado barrio. El gran muro de contención que antes afeaba la zona con su cemento luce arte gracias a la iniciativa de Funky Xplorers. El motivo elegido: la ciencia ficción a través de personajes que parecen surgir de un cómic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s